Si quieres que tu hijo domine el inglés de mayor, este es el único blog post que vas a tener que leer en tu vida. Porque aquí te descifro cómo puedes lograr que tu hijo domine el inglés de una vez por todas.


¿Te preocupa que tu hijo domine el inglés de mayor y sabes que el sistema educativo no lo va a lograr por ti? ¿Te pasaste toda la vida aprendiendo inglés y aún te da miedo hablar en inglés?

Te voy a dar las claves muy sencillas y fáciles para que tu hijo domine el inglés de mayor.

Soy Claudia Carter, autora del curso Inglés en Familia, lanzado en 2014 que ya cuenta con más de 1.000 alumnos. En el curso te enseño a hablar inglés en las rutinas diarias con tus hijos. ¿Porqué?

Mucha gente se pregunta cómo puedo lograr que mi hijo sea bilingue o domine el inglés de mayor. Es una buena pregunta. Y te voy a contar unos secretos y métodos fáciles.

Lo primero es contarte lo que no debes hacer. NO ENVIES A TU HIJO A UNA ACADEMIA. Yo he enseñado en academias y en colegios. Y te garantizo que no funciona. De hecho, lo sabes por experiencia propia, porque seguramente lo que te enseñaron en el colegio no te sirvió para nada. En las academias aprenden que el inglés es aburrido, no es natural, no es fácil y empiezan a odiar el inglés.

Tu puedes enseñarle inglés a tu hijo aunque tu inglés no sea bueno. Es mejor que lo hagas tu. Porqué. Porque tus hijos tienen una conexión emocional contigo y por eso eres el mejor profesor para tu hijo. No te preocupes si tu gramática no es perfecta. O tu pronunciación no es perfecta. Ya lo mejoraran de mayores. Tu puedes darle amor por el idioma y fluidez. ¿Cómo? Practicando inglés con ellos.

Tienes dos vías y puedes usar las dos. Una es crear un horario dedicado al aprendizaje del idioma. Al menos 1 o 2 horas mejor dedicados a jugar en inglés. A través de los juegos puedes enseñar vocabulario y frases a tus hijos de manera muy sencilla.

Por ejemplo, podéis jugar a Simon says. Simon says stand up. Simon says sit down. Tu lo haces y le demuestras qué haces. Luego incorporas slowly y quickly. Simon says stand up quickly. Ese sería un ejemplo y hay muchos juegos más que puedes ir incorporando para enseñar inglés a tu hijo.

Un tip sobre este método. Usalo solo unos 10 minutos. Los niños se aburren rápido. Máximo 15 minutos. Puedes hacer 10 minutos al prinicpio. Y 10 minutos al final de vuestra sesión de inglés.

Qué más vas a hacer el resto de la hora que vas a dedicar al inglés. Juega con tu hijo. Si le gustan los muñecos o animalitos aprovecha para introducir nuevo vocabulario. Mientras juegas con ellos narras lo que estás haciendo. Por ejemplo, estás jugando con dos coches. El coche va muy rápido. El coche se cayó. El coche se paró. Usa frases muy cortas. Y usa las mismas frases muchas veces. Puedes narrar lo que hace tu hijo. Estás sentado. Te gusta eso. Qué es eso?

Después de varias semanas o meses de usar este método, tu hijo entenderá estas frases. No esperes que tu hijo hable en inglés. No hay prisa. Puede que no hable inglés hasta que sea mayor. No pasa nada. Tu hijo puede hablar en español pero tu siempre en inglés durante el horario de inglés.

Otra actividad que puedes incorporar a tu hora de inglés o en una de tus rutinas diarias es leer libros o usar los libros para hablar en inglés. Puedes usar los dibujos en los cuentos para hablar de ellos y describirlos. Puedes hacer preguntas sobre el cuento o un dibujo. Y al principio tendrás que contestar tu misma las preguntas y modelar las respuestas. Llegará un día en que tu hijo te empiece a copiar y contestará las preguntas por ti. Usa los mismos cuentos una y otra vez para repetir el mismo vocabulario.

Por último, para tu hora de inglés puedes usar algunas canciones con movimiento que proponen canales de Youtube como Dream English, Super Simple Songs y Elf Learning. Me encantan estos vídeos porque enseñan vocabulario y frases de una manera muy sencilla y efectiva.

Todo debe ser divertido y relajado. Algo natural. Deben disfrutar de este ratito juntos. Úsalo como un momento para fortalecer el vínculo. Tu tienes que disfrutarlo también. Cuando sean mayores tendrán fluidez y no odiarán el inglés y podrán soltarse a hablarlo sin miedo.

¿Pero sabes qué es lo mejor que puedes hacer para que tu hijo aprenda inglés? Hablarle en inglés. Sea cual sea tu nivel de inglés. Si incorporas el inglés a tus rutinas diarias será más fácil. Hay situaciones que se repiten todos los días, como por ejemplo, la hora del desayuno. Durante esta rutina diaria repetimos casi las mismas frases todos los días. Qué quieres para desayunar? Has terminado? Quieres leche? etc… Por eso, aunque no domines el inglés, puedes usar frases en las rutinas diarias para introducir el inglés en tu casa durante más tiempo al día y crear un verdadero entorno bilingüe.

Cuántas más horas de exposición al idioma tenga tu hijo más posibilidades tendrá de aprender el idioma. No te preocupes si no lo habla. Por ahora basta con que lo escuche y lo entienda. Así como un bebé escucha a sus padres y aprende a imitar los sonidos que se convierten en palabras, un niño puede aprender otro idioma de sus padres.

Prueba un capítulo de mi curso Inglés en Familia de manera gratuita en mi web o aprovecha el descuento y compra el curso completo a un precio ridículamente barato porque los precios pueden subir.

También te recomiendo que me sigas en redes sociales porque todos los días subo muestras del curso con frases nuevas y vídeos de pronunciación.

https://www.instagram.com/inglesenfamilia

https://www.facebook.com/cincodeditos